The Real Sport Arbitration Experience: Entrevista a Rodrigo Arias Grillo y Alberto Ruiz de Aguiar.

Entrevista Iusport jpg

Lee la entrevista completa en el siguiente enlace:

ENTREVISTA-SPORTIA-LAW-2013

¡Aceptando últimas plazas para el Curso!

Curso Especializado en Derecho Internacional del Deporte – Costa Rica 2013

Presentación y Objetivos: 

“Nuestra motivación es compartir el conocimiento especializado.”

Presentamos la primera edición del Curso Especializado en Derecho Internacional del Deporte, una iniciativa docente y altamente profesional con miras al fortalecimiento de los conocimientos y destrezas en el derecho deportivo, así como para la capacitación y formación en las buenas prácticas de la gestión deportiva.

Nuestro objetivo principal es que los asistentes al Curso alcancen la máxima satisfacción de una enseñanza multidisciplinar, impartida por ponentes internacionales de reconocido prestigio y trayectoria profesional. Nuestra motivación es compartir el conocimiento especializado y ofrecer las herramientas adecuadas para un mejor conocimiento del deporte profesional costarricense.

Agradecemos la buena respuesta e interés por parte de los participantes ya inscritos en el Curso. Recordamos que el cupo es limitado y sea atenderá por orden de matrícula. 

¡Gracias a todos/as por el apoyo!

Coordinación Académica:
Alberto Ruiz de Aguiar Díaz-Obregón
Rodrigo Arias Grillo 

Curso.P1

Curso.P2

Curso.P3

Curso.P4

Curso.P5

 

Derecho deportivo: crisis financiera de los clubes y la terminación de contratos laborales de futbolistas profesionales.

DERECHO DEPORTIVO: CRISIS FINANCIERA DE LOS CLUBES Y LA TERMINACIÓN DE CONTRATOS LABORALES DE FUTBOLISTAS PROFESIONALES

No es una sorpresa la complicada situación económica que muchos clubes profesionales de fútbol están pasando. Esta crisis económica, trae consigo efectos negativos sobre todos los trabajadores del club, pero en este artículo quisiera enfocarme en los efectos que trae sobre la estabilidad de los contratos laborales de los jugadores profesionales.
Algunas administraciones de clubes, al encontrarse en aprietos económicos suelen, como primer recurso, prescindir de los servicios de algunos de sus jugadores profesionales, encontrándose estos últimos sorpresivamente sin trabajo. Obviamente no estamos hablando de jugadores profesionales de alto perfil, hablamos del jugador promedio que trata cada temporada de mantenerse en algún equipo como profesional.

Es interesante el tema puesto que tiene mucho sentido que un club, al igual que cualquier empresa que se encuentre en una crisis económica, deba tomar acciones que puedan llevar a una reducción de gastos, y entre estas acciones pueden darse recortes de personal.
En el 2009 se dio un caso donde dos futbolistas profesionales, Terje Reinertsen y Jukka Hakala, que pertenecían al Club Noruego Notodden fueron despedidos debido a la importante crisis económica que el club estaba pasando. Cabe resaltar que ambos jugadores tenían estipulado en su contrato una clausula de rescisión contractual que se activaría a voluntad del club, cuando este se encontrase en una crisis económica.
Los hechos alegados por el club para justificar el despido de estos dos jugadores fueron dos: a) que estos habían sido relegados a una división inferior y que esto traería como consecuencias menos ingresos y b) que su más importante patrocinador, el cual venia otorgando apoyo económico al club por mas de 7 años, redujo su apoyo sustancialmente. El club amparaba su derecho a terminar los contratos en lo dispuesto en las clausulas de rescisión, mencionado en el párrafo anterior, y en la Ley de Trabajo Noruego donde se le permite al empleador terminar un contrato de trabajo cuando el empleador se encuentra en una grave crisis económica.

A grandes rasgos el club parecería tener buenos alegatos para justificar el despido de estos dos jugadores, los cuales sorpresivamente en febrero del presente año, fueron desestimados por la Corte Suprema Noruega. El principal motivo de la Corte para desestimar los alegatos del club, fue que el club no podía hacer uso de la clausula de terminación del contrato si es que éste había llegado a una situación de crisis económica por sus propios actos. La Corte luego de revisar la documentación y pruebas presentadas por el club, determinó que la situación económica adversa de la institución, se debió a un mal manejo de sus finanzas. Caso contrario se hubiera dado si es que la crisis económica del club se hubiera dado por efectos externos a la misma, lo que hubiera llevado a la Corte resolver a favor del club. La Corte Suprema agregó que el club no presentó las suficientes pruebas para mostrar que estos habían realizado una revisión exhaustiva de las diversas acciones que podrían haber tomado antes de llegar a la terminación del contrato con estos jugadores, motivo por el cual consideraron que el club no tenía derecho a la terminación de éstos. Al parecer el tribunal Noruego le preocupó mucho que las altas ambiciones deportivas de un club pudieran tener más importancia que el contrato laboral de sus jugadores.

Un caso parecido está ocurriendo en Lima, Perú, donde uno de los equipos más grandes de ese país, el Club “Alianza Lima”, a través de su administración temporal, ha dado por terminado varios contratos de jugadores profesionales, culpando a la crisis económica en la que el club se encuentra. Inicialmente se anunciaron recortes salariales, lo cual provocó que alrededor de 17 jugadores dejaran la institución, a lo cual la administración del club respondió con la contratación de un nuevo grupo de profesionales para afrontar la segunda parte de la temporada.

En esta misma línea, debemos señalar que lo resuelto por la Corte Noruega y lo que podría aplicarse en el caso peruano, es lo señalado por la Teoría de los Actos Propios, en latin “venire contra factum proprium non valet”, la cual norma la inadmisibilidad de actuar contra los propios actos. En este caso constituye un límite al ejercicio de la facultad del club de hacer uso de la clausula de rescisión contractual como consecuencia de la mala gestión económica financiera del mismo lo cual está muy relacionado con el principio de la buena fe en los contratos jurídicos.

Para preocupación de algunos clubes y para consuelo de otros, podemos concluir que este tipo de clausula de rescisión contractual podrá ser utilizada por un club siempre y cuando éste haya llevado una administración económica-financiera de manera realista y responsable, encaminada a cumplir con sus obligaciones laborales a lo largo del tiempo y solo un factor externo e imprevisible que afecte la economía del club de manera importante permitiría el justo despido de un trabajador/jugador por esta vía.

Colaborador de Sportia Law:
Jorge Ugaz Poblete
Especialista en Derecho Deportivo

El derecho de formación en el fútbol femenino según la FIFA.

El pasado mes de abril, la Cámara de Resolución de Disputas de la Fédération International de Football Association (FIFA) ha tenido la oportunidad de expedirse sobre el derecho de formación en el fútbol femenino.

Para quienes no conozcan en qué consiste este derecho de formación y educación de jóvenes jugadores de fútbol podríamos explicarlo diciendo que es la prerrogativa que tiene el club que ha entrenado y formado a un jugador entre sus 12 a 23 años, salvo que se demuestre que la formación y educación del mismo ha finalizado con anterioridad (lo cual no siempre es fácil ni pacíficas las opiniones en cuanto a su determinación).

Las disposiciones relativas al derecho de formación las podemos encontrar en el artículo 20 y en el anexo 4 del Reglamento sobre el Estatuto y la Transferencia de Jugadores de la FIFA, a los cuales remitimos al lector para mayor conocimiento del tema en cuestión, ya que el análisis pormenorizado de este instituto no es el objeto de este post.

En este caso en particular, el club formador demandó al club que había adquirido los derechos de la deportista que había entrenado durante cinco temporadas por los costos que había invertido en su formación. A primera vista, nadie con un mínimo de conocimiento de los reglamentos FIFA se hubiese opuesto a esta pretensión en un caso de fútbol masculino, ya que los fundamentos del club demandante eran lo suficientemente coherentes para decidir en su favor. Sin embargo, el club que había adquirido los derechos de la jugadora (de los cuales no tenemos los datos, como tampoco de los clubes involucrados por política de la CRD de la FIFA) se opuso al pago del training compensation alegando que estas disposiciones eran aplicables exclusivamente al fútbol masculino en su modalidad de 11 jugadores, y que las cuales no eran de aplicación en caso de transferencia de deportistas de sexo femenino o que practiquen la modalidad futsal de este deporte. Asimismo, consideraban que en caso de que este mecanismo mediante el cual se abonen los gastos de educación deportiva a los clubes formadores podría poner en peligro el desarrollo del deporte femenino ya que los costos que establece la reglamentación FIFA en la materia son muy elevados y, en caso de tener que cubrirlos, los clubes se verían imposibilitados de ofrecer contratos profesionales a las jugadoras.

Lo más interesante y lo que más polémica generará es que la FIFA le ha dado la razón al club comprador. En la decisión final ha utilizado diversos argumentos esgrimidos por el respondant para su defensa, a saber:

- Los costos de entrenamiento de fútbol femenino son excesivamente menores a los del fútbol masculino. Ergo, otorgarle a clubes formadores las mismas cantidades que cuando sus costos son infinitamente inferiores sería injusto, como perjudicial para el desarrollo del deporte femenino.

- Aunque considera que el desarrollo del fútbol femenino está en continuo crecimiento y que su desarrollo es considerable, la magnitud del fútbol femenino lejos está de ser comparable con el fútbol masculino.

- La situación actual del fútbol femenino a nivel mundial puede ser comparable a la modalidad de futsal. Esta modalidad no contempla la aplicación del derecho de formación en caso de transferencias internacionales.

Por lo tanto, la FIFA ha declarado inadmisible la demanda de cobro de derecho de formación por la transferencia de su jugadora.

Personalmente no comparto la decisión de la FIFA. Si bien estoy de acuerdo con que los costos de entrenamiento y desarrollo de mujeres deportistas no son comparables a los equipos de fútbol masculino, no reconocer el esfuerzo y los gastos que los clubes formadores, pioneros en el desarrollo del fútbol femenino, hacen para fomentar y ampliar la práctica de este deporte a las mujeres, es lo que perjudica considerablemente y pone en jaque el desarrollo del fútbol femenino.

Aporte: Lic. Mariano Bambaci, especialista en Derecho Deportivo y colaborador de Sportia Law.