The Real Sport Arbitration Experience: Entrevista a Rodrigo Arias Grillo y Alberto Ruiz de Aguiar.

Entrevista Iusport jpg

Lee la entrevista completa en el siguiente enlace:

ENTREVISTA-SPORTIA-LAW-2013

¡Aceptando últimas plazas para el Curso!

Artículo La Nación (Costa Rica) – No solo nos afectan las nevadas (12-05-13)

Compartimos con todos/as nuestro artículo sobre el fútbol profesional costarricense, muy en sintonia con otros muchos ordenamientos y entornos deportivos latinoamericanos.

Artículo La Nacion - No solo nos afectan las nevadas (12-05-13)

Los premios del mundo futbolístico en España y en Europa.

Para que nuestros lectores no se pierdan con la inmensa cantidad de premios que se conceden cada año a nivel futbolístico profesional, nos proponemos analizar uno a uno los más importantes, tanto los concedidos en la Liga de Fútbol Profesional española como los que se entregan en el ámbito del fútbol internacional.

Comenzamos por los premios de la temporada 2011/2012 de la Liga de Fútbol Profesional (LFP), en la que se integran equipos de Primera y Segunda División y que cumplen ya su cuarta edición. Los galardones se destinan a los jugadores y los entrenadores más distinguidos de cada campaña. Esta vez, sus principales ganadores han sido el Real Madrid, el Deportivo y el Barcelona. Además, los dos primeros han sido campeones de la última edición de las ligas BBVA y Adelante.

¿Quiénes votan los premios LFP? Por un lado, un comité técnico de la Liga elige a tres futbolistas por demarcación en el campo como finalistas, es decir, portero, defensa, mediocentro, centrocampista y delantero, así como a jugadores “Revelación”. Posteriormente, entrenadores de prestigio, formados en ternas por el comité técnico, seleccionan a los ganadores entre los candidatos. Por otro lado, las categorías de “mejor jugador” y “mejor entrenador” son elegidas entre los futbolistas profesionales en activo durante la temporada. En cambio, el premio al “Juego Limpio” lo otorgan los aficionados en las federaciones de peñas.

¿Cuáles son los premios de la Liga BBVA? Del Real Madrid, campeón de Primera, tres han sido los condecorados. En primer lugar Sergio Ramos que, como “mejor defensa”, ha relevado a Javi Martínez, exjugador del Athletic Club y jugador del Bayern de Múnich, y al azulgrana Javier Mascherano. Cabe recordar que, en las anteriores temporadas, el “mejor defensa” lo obtuvieron Dani Alves (2008/2009) y Gerard Piqué (2009/2010). En segundo lugar, Xabi Alonso ha sido el “mejor mediocentro”, premio que el barcelonista Xavi Hernández obtuvo las últimas dos ediciones. Así, Xabi ha superado al resto de componentes de la terna finalista: el bético Beñat Etxebarría y el barcelonista Sergio Busquets. Por último, Iker Casillas ha sido el “mejor portero”, ya que la pasada temporada obtuvo un registro de 32 goles encajados en 38 partidos ligueros. Casillas, el capitán merengue, repite así el premio con el que se hizo en la temporada 2008/2009, por lo que reemplaza a los porteros Víctor Valdés (F.C.B.) y a Roberto Jiménez (Zaragoza), que también eran candidatos finalistas en el trío del palmarés.

En el ámbito azulgrana se ha vuelto a reconocer al ex-técnico de este equipo, Pep Guardiola, como “mejor entrenador”, por lo que repite por tercera vez dicha distinción. Llama la atención que Messi lidere, por cuarta vez consecutiva, los premios al “mejor jugador y delantero”. El futbolista argentino, con un récord de 50 goles marcados en Liga, ha superado en la terna de finalistas delanteros a dos merengues: Cristiano Ronaldo, autor de 46 goles y el jugador que más se aproxima al récord de Messi; y Karim Benzema, que anotó 21 goles. ¿Qué otros jugadores del F.C.B. se han llevado otro trozo de la tarta? Carles Puyol, capitán del Barça, la del “Juego Limpio” que otorgan los aficionados. El mago de Fuentealbilla, Andrés Iniesta, ha sustituido a Jesús Navas y se lleva la del “mejor centrocampista de ataque”, tras haberla recibido por última vez en 2008/2009; el resto de la terna lo componían Santi Cazorla, actualmente en el Arsenal F.C., y Mesut Özil del Real Madrid. Por último, Francisco Alarcón “Isco”, el centrocampista del Málaga desde hace una temporada, ha sido el jugador “Revelación”, desplazando a Beñat (Betis) e Isaac Cuenca (Barcelona) que también optaban por este premio.

¿Cuáles son los premios de la Liga Adelante? El equipo líder de los galardones de esta Liga de Segunda División ha sido el Deportivo de la Coruña: el “mejor entrenador” ha sido José Luis Oltra, distinción que ganó hace dos temporadas como técnico del Tenerife y que Luis García (Levante) se llevó hace una; el “mejor portero” Dani Aranzubía, por encajar 45 goles; y Juan Carlos Valerón, miembro de la plantilla desde el 2000, el “mejor jugador”. Cabe destacar al mexicano Andrés Guardado, que ha recibido el premio al “mejor centrocampista de ataque” gracias a su labor ofensiva en la pasada temporada como integrante del Dépor. Este mérito dio al jugador la llave de ascenso a Primera División cuando fichó por el Valencia C.F., equipo en el que actualmente ocupa la posición de extremo izquierdo.

Del Celta han sido premiados Álex López, como “mejor mediocentro”, e Iago Aspas, como “mejor delantero”. Miguel Ángel García “Corona”, centrocampista de la Unión Deportiva Almería, se ha vuelto a llevar el premio “Juego Limpio”. Javi Hervás, futbolista del Sevilla, ha sido el jugador “Revelación” por su actuación en el Córdoba, club en el cual militó la temporada pasada y por el que, según Hervás, “nadie apostaba”. Por último, el “mejor defensa” ha sido Marc Bartra por su labor en el club Barcelona B. El canterano ya ha debutado en la presente temporada con el primer equipo del Barcelona.

Premios de fútbol del diario MARCA: mejor jugador, máximo goleador, portero menos goleado, mejor entrenador y mejor árbitro

Existen otros premios que concede anualmente el diario deportivo español MARCA a futbolistas profesionales a partir de las apreciaciones de sus corresponsales. El primero es el Trofeo Di Stéfano, otorgado al “mejor jugador de la Primera División”, cuya distinción ha sido para Cristiano Ronaldo por la pasada temporada (2011/2012) después de que Messi lo ganara en las tres anteriores, y Raúl en 2007/2008.

El segundo, el Trofeo Pichichi, reconoce al “máximo goleador de la Primera División”. La denominación “pichichi” es una honra a Rafael Moreno, jugador del Athletic Club que fue un gran goleador de los años veinte del siglo pasado, cuando aún no existía la Liga española de fútbol como tal. El ganador de este premio ha sido Messi por marcar 50 goles en la temporada 2011/2012, y el ganador de la anterior campaña fue Cristiano Ronaldo.

El tercero, el Trofeo Zarra, lo entrega el Marca desde 2006 a los “máximos goleadores de nacionalidad española de Primera y Segunda División” en honor al goleador Telmo Zarra, jugador del Athletic Club que falleció en 2006. Los ganadores de la pasada temporada fueron, por empate, Roberto Soldado (Valencia) y Fernando Llorente (Athletic Club), ambos con 17 goles. Los trofeos “Pichichi y Zarra” son distinciones no oficiales al no tener en cuenta la autoría de los goles a partir de las actas arbitrales.

El cuarto, el Trofeo Zamora, es un título que desde 1959 se otorga al “portero de fútbol menos goleado de la Primera División de España” en honor al mítico portero Ricardo Zamora de los años 1920. El último ganador ha sido, por cuarta vez consecutiva, el portero azulgrana Víctor Valdés, y anteriormente Iker Casillas (en la temporada 2008/2009). Desde 1987, el premio también se concede a los guardametas de Segunda División.

El quinto es el Trofeo Miguel Muñoz (desde 2006) para el “mejor entrenador de la Liga española”. Su nombre se debe a Miguel Muñoz que, con nueve títulos ganados, fue el técnico más condecorado de la Historia de la Primera División y que entrenó, entre otros equipos, al Real Madrid y a la Selección Española. El último ganador ha sido, en la última temporada de la Liga y por segunda vez consecutiva, José Mourinho, técnico del Real Madrid.

El sexto, el Trofeo Guruceta, es para el “mejor árbitro de la temporada de la Liga española”, tanto de la Primera como de la Segunda División A (desde 1993/1994). Se creó en 1986/87 en honor a Emilio Carlos Guruceta, que fue un árbitro internacional fallecido en un accidente de tráfico en esa temporada. El último ganador ha sido el árbitro de Primera División Delgado Ferreiro.

Y, solo para recordarlo con cariño, el Premio Don Balón existió desde 1976 hasta 2011. Lo concedía la reconocida revista que llevaba el mismo nombre del premio a los “mejores jugadores de la Liga española de fútbol” antes de su cierre.

Los premios de fútbol europeo más conocidos

La Bota de Oro, trofeo que existe desde 1968, se concede al “máximo goleador de las ligas europeas”. Actualmente (desde 1996) se calcula mediante un sistema de puntos basado en coeficientes de la UEFA y es entregado por la European Sports Magazines. El último ganador del premio, en la temporada 2011/2012, ha sido Messi, que tiene el récord de máximo goleador (50) con la mayor puntuación (100), conseguido durante la pasada temporada de la Liga, de la que recordamos que ha sido “mejor jugador y delantero”. El delantero argentino ha adquirido el trofeo por segunda vez, la primera en 2009/2010. CR7, su mayor rival, está muy cerca de igualarle en el palmarés de goleadores en la Liga. Ambos se disputan el Balón de Oro de la FIFA, que se entregará en enero como cada año.

El premio FIFA Balón de Oro, procedente de a unificación entre el Balón de Oro (otorgado como tal hasta 2009 por la revista France Football) y el Jugador Mundial de la FIFA, se entrega cada año desde 2010 al mejor jugador de fútbol del mundo. En la última edición, del 2011, este premio se lo llevó Messi; Ronaldo ha quedado en segundo puesto y Xavi Hernández en el tercero. Dentro de esta categoría existen dos galardones especiales: el Súper Balón de Oro (obtenido por Di Stéfano en 1989) y el Balón de Oro Honorífico (obtenido por Maradona en 1995). A principios de enero de 2012, la FIFA entregará el Trofeo Puskas al “mejor gol del año” en la Gala del Balón de Oro, de los que son candidatos diez jugadores, entre ellos Messi, Neymar y Falcao.

El Jugador Mundial de la FIFA opera desde 1991 para distinguir al “mejor jugador y jugadora del mundo” anualmente. Tras la fusión que dio lugar a FIFA Balón de Oro, el premio solo se concede a la “mejor jugadora del mundo”. El último galardón que ganó un futbolista fue Messi, en 2009, y en segundo y tercer lugar quedaron Ronaldo y Xavi Hernández, respectivamente.

El Premio World Soccer al “mejor jugador del mundo” lo concede la revista inglesa World Soccer, cada año y desde 1982, al mejor futbolista del año. Todo en función de las votaciones de los lectores, que valoran los méritos de los jugadores tanto en sus clubes como en sus selecciones nacionales. Asimismo, la revista concede anualmente los premios al mejor entrenador, al mejor equipo, al mejor árbitro y al mejor jugador joven. Los últimos galardonados han sido: Messi, como “mejor jugador”; Guardiola, como “mejor entrenador”; el Barça, como “mejor equipo”; y el delantero brasileño Neymar (del equipo Santos F.C.), como mejor “jugador joven”.

El FIFA/FIFPro World XI es un premio que conceden cada año la FIFA y la FIFPro al “mejor equipo del año”, puesto por puesto. Más de 50.000 futbolistas profesionales votan al mejor futbolista en cada demarcación. Desde 2005 hasta 2008 se entregó el premio al “mejor jugador del mundo” y al “mejor futbolista joven”. Los ganadores de la edición 2011 fueron: Iker Casillas (portero); Daniel Alves, Nemanja Vidić, Gerard Piqué y Sergio Ramos (defensas); Xabi Alonso, Xavi Hernández y Andrés Iniesta (centrocampistas); Lionel Messi, Wayne Rooney, Cristiano Ronaldo (delanteros).

El Equipo del año UEFA es un premio con el que la UEFA, desde el 2001, reconoce al “mejor equipo del año”, que lo conforman once futbolistas y un entrenador mediante votación en la página oficial de la confederación. Los últimos once futbolistas de 2011 son Iker Casillas, Daniel Alves, Gerard Piqué, Thiago Silva, Marcelo Vieira, Arjen Robben, Xavi Hernández, Andrés Iniesta, Gareth Bale, Lionel Messi y Cristiano Ronaldo. ¿Y el mejor entrenador? Pep Guardiola.

El Premio al Mejor Jugador de Europa de la UEFA es un galardón lanzado en 2011 por la UEFA en colaboración con la European Sports Media (ESM). La intención de su institución es, según la idea del Presidente de la UEFA, Platini, “revivir” los Premios del Año de la UEFA (enlazar a: http://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:Premios_del_A%C3%B1o_de_la_UEFA). El premio distingue al “mejor jugador”, sin importar su nacionalidad, que juegue en un club europeo federado y miembro de la UEFA. Se valora a los jugadores por sus méritos, tanto nacionales como internacionales. ¿Quiénes votan? Medio centenar de periodistas deportivos reconocidos que representan a las federaciones nacionales de la UEFA. ¿Cómo votan? Mediante un sistema electrónico, eligen al mejor jugador de una lista de tres. El acto de presentación de este premio se celebró en Mónaco en agosto de 2011, mientras se sorteaba la fase de grupos de la UEFA Champions League. ¿Quién ha sido el último ganador en 2012? Andrés Iniesta, quedando Ronaldo en segundo lugar y Messi tercero. ¿Y el ganador en 2011? Messi, quedando Xavi hernández en segundo lugar y Ronaldo el tercero.

Finalmente, y aunque con ello no terminamos con la larga retahíla de premios, el anual Once de Oro (Onze d’Or) lo otorga, desde 1976, la revista francesa Onze Mondial al “mejor futbolista europeo”, independientemente de su nacionalidad, a través de las votaciones de sus lectores. El segundo clasificado se llama el “Once de plata” y el tercero el “Once de bronce”. También concede el “Onze de Onze”, la alineación ideal del año y el “Premio Onze al entrenador del año”. La objetividad de estos premios se ha puesto en entredicho, debido a que los más favorecidos suelen ser futbolistas franceses, aunque teniendo en cuenta que los que votan son aficionados del país galo. Posteriormente al 2009, el trofeo se entregaba en junio y ya no en diciembre, motivo por el que no se premió en 2010. Los últimos ganadores, en 2012, han sido Messi (jugador), por tercera vez consecutiva y poniéndose a la altura de Platini y Zidane como futbolista más premiado; y Pep Guardiola (entrenador), por segunda vez consecutiva, ya que en 2010 lo ganó Mourinho.

Sonia de Meer Sánchez
Sportia Law

LAS DECISIONES DE LA DIMAYOR NO SE AJUSTAN A DERECHO

La decisión de la Comisión Disciplinaria de la Dimayor de quitarle los 3 puntos del partido al Quindío, pero no adjudicárselos al Nacional, deja ver claramente que las decisiones de este órgano disciplinario no se toman conforme a derecho sino de manera absolutamente arbitraria y atendiendo únicamente a sus propios intereses.

Recordemos que el presente caso tiene como origen la demanda interpuesta por Atlético Nacional contra Deportes Quindío, la cual se sustentó en el hecho de una supuesta intervención de Fernando “El Pecoso” Castro en el partido disputado entre estos mismos equipos el pasado 20 de noviembre de 2011, cuando el DT del equipo de Armenia se encontraba suspendido para dirigir su equipo.

Por su parte, el Quindío, a quien le concedieron términos muy cortos para responder la demanda, entre otras cosas, argumentó en su contestación que no había lugar a la demanda interpuesta por el Nacional, toda vez que en el caso particular no había causal que permitiera la demanda. Esta argumentación fue sustentada en el artículo 179 del Código Disciplinario, el cual establece taxativamente cuales son la causales para poder interponer una demanda de parte, tal y como es el caso de la Demanda que interpuso Nacional.

En primera instancia, la demanda fue presentada por Atlético Nacional ante la Comisión Disciplinaria del Campeonato, lo cual significa que nos encontramos frente a una demanda de parte interpuesta por la parte afectada, en este caso el Nacional, y no frente a una investigación de oficio o por denuncia de un tercero, según lo dispone el propio artículo 176 del Código Disciplinario expedido por la Federación Colombiana de Fútbol, que es precisamente la norma que establece las diferencias entre estas posibilidades. Entonces, estando frente a una demanda de parte, se debían aplicar exclusivamente los artículos relativos a las demandas, como el 179, referente a causas de la demanda, 185, relativo al Fallo, y no otras disposiciones diferentes, como la sanción consagrada en el artículo 91 que no corresponde a demandas de parte.

El primer error dentro de toda la cadena de errores que se presentaron, fue por parte de los abogados de Nacional, pues dentro de la demanda presentada el equipo invocó erradamente el artículo 91 del Código Disciplinario Único que textualmente dispone que “Al miembro del cuerpo técnico y delegado, que estando suspendido intervenga de cualquier manera durante un partido, se le sancionará con el doble de la pena que antes le haya sido impuesta, y para su club conllevará sanción de pérdida de los puntos en disputa” (Tomado textualmente del Considerando 2 literal d de la Resolución 047 de La Comisión Disciplinaria del Campeonato). Disposición que no correspondía citar, pues la que verdaderamente aplicaba era el artículo 185, que es el que regula las sanciones o fallos para cuando prosperan demandas de parte, tal y como es el presente caso, y que si consagra la adjudicación de puntos al equipo perjudicado en caso que se profiera fallo favorable. Error craso de los abogados del Nacional que, como veremos más adelante, fue aprovechado, también equivocadamente, por la Comisión Disciplinaria de la Dimayor, para sustentar su decisión final.

El segundo gran error fue de la Comisión Disciplinaria del Campeonato, quien ante la premura de tomar una decisión al respecto, por lo que la fase inicial de la Liga Postobón se estaba acabando y estos puntos eran determinantes para ver que equipos se clasificaban, sumado a lo difícil que resulta para la Dimayor juzgar a un equipo propiedad del máximo patrocinador del fútbol profesional colombiano, la dio trámite a la demanda, cuando debió inadmitirla. Tras el estudio inicial del escrito de demanda en primera instancia, la Comisión Disciplinaria del Campeonato resolvió no acceder a las pretensiones del Nacional argumentando, entre otras cosas, que la causal invocada por el Nacional para interponer la demanda (artículo 179 literal C del Código Disciplinario) no se ajustaba al caso particular. Entonces, no se entiende porque si no había causal que justificara la demanda esta Comisión le dio trámite en vez de inadmitirla que era lo correcto. Posteriormente, cuando el Quindío alegó en su contestación que no existía causal que permitiera la interposición de la demanda, la comisión debió decretar la nulidad y así se hubiera terminado el proceso desde un principio y de una vez por todas, pero en ningún caso debió entrar a fallar de fondo sobre la misma, pues esto dio pie para todo el posterior problema.

Ante la decisión de primera instancia y la absurda e inexplicable oportunidad otorgada por la Comisión Disciplinaria del Campeonato, Nacional interpuso el Recurso de Reposición, (resuelve nuevamente el mismo órgano) y en subsidio el de Apelación (resuelve la Comisión Disciplinaria de la Dimayor), contra la Resolución 047 proferida por la Comisión Disciplinaria del Torneo que le era desfavorable. El recurso se sustentó, argumentando, entre otras cosas, ahora si de manera correcta e intentando subsanar el error cometido en la presentación del escrito de demanda original, que: “las causales invocadas por la Corporación Deportiva Atlético Nacional, están sustentadas y preceptuadas en el Art. 91 inciso 4 y Art. 95 literal C, inciso 14, y Art. 31, dando así cumplimiento a lo ordenado por el Art. 179 en su literal C, que dice CAUSALES DE DEMANDA. “actuación comprobada de un jugador, un miembro del cuerpo médico, del cuerpo técnico o de un delegado suspendido o inhabilitados.” (Tomado textualmente del Considerando 2 literal m de la Resolución 048 de la Comisión Disciplinaria del Torneo”.

Repitiendo el error inicial, la Comisión Disciplinaria del Campeonato confirmó su fallo y le pasó la papa caliente a la Comisión Disciplinaria de la Dimayor. Organismo que ahora tenía mayor presión para tomar una decisión final, puesto que si le entregaban en el escritorio los puntos al Nacional, esto significaba la desclasificación del América de Cali, quien se la había ganado a pulso, y con una alta dosis de suerte, en el terreno de juego.

De este modo y ante la gran presión ejercida por de los medios, los hinchas, el patrocinador y los equipos, la Comisión Disciplinaria de la Dimayor profirió un fallo a todas luces contra derecho. Veamos porque. En el Considerando 2 literal m de la Resolución 017 de este órgano, dice que el propio Nacional en su escrito de apelación manifestó: “Que la Corporación Deportiva Atlético Nacional en el escrito de su demanda no invocó ninguna de las causales previstas en el artículo 179 del Código Disciplinario Único”. Lo anterior suena a error, intencionado o no (no lo sabemos, ustedes juzguen), pues no tiene sentido que el propio Nacional reconozca voluntariamente que no había causal para interponer la demanda, ya que esto la dejaría sin sustento inmediatamente y con este simple afirmación cualquiera de las dos Comisiones Disciplinaria tendría que haber decretado la nulidad del proceso y su consecuente terminación inmediata sin lugar a fallo de fondo.

En esta misma Resolución definitiva, más adelante, en el considerando 5 literal a, que corresponde a las consideraciones propias de la Comisión Disciplinaria de la Dimayor, se manifiesta: “Que antes que nada conviene sobremanera dejar establecida cuál es la específica queja que movió al demandante para acudir ante los tribunales deportivos: el escrito de demanda señala sin ambages a ese respecto que el demandante denuncia la vulneración del artículo 91 del Código Disciplinario Único de la Federación Colombiana de Fútbol. Y lo hace puntualmente por la previsión descrita en el inciso cuarto de dicha norma, sobre la base de considerar que la conducta observada por el técnico Fernando Castro, en desarrollo del partido de que da cuenta la investigación, constituye la intervención que censura y sanciona el artículo en cuestión”.

Finalmente y para rematar, esta Comisión concluye y sustenta su fallo bajo el argumento que la conducta que estaba en investigación era la del artículo 91 inciso 5 y no la del artículo 179 literal c, y por ende la sanción que corresponde es la del artículo 91 que contempla únicamente la pérdida de puntos para el infractor más no la adjudicación de los mismos para el perjudicado. ABSURDO. Esto es completamente contrario a derecho, pues si se produjo un fallo este debía sancionar conforme a lo dispuesto por la norma aplicable a las demandas de parte que es el artículo 185, el cual consagra la pérdida de los puntos para el equipo infractor y se los otorga al perjudicado. Lo anterior no quiere decir que en estricto derecho esta era la decisión a tomar, pues como hemos dicho, la demanda jamás debió siquiera llegar a fallarse.

Lo lógico y más simple era que se hubiera decretado la nulidad de la demanda por inexistencia de una causal de las contemplada taxativamente por la ley, y por consiguiente no se tendría que haber producido ningún fallo de fondo al respecto, y listo, problema resuelto. Sobre todo teniendo en cuenta que en cada una de las instancias que sorteó la demanda, la respectiva Comisión manifestó que no había causal para presentar la demanda, y así mismo lo expuso desde el comienzo el propio demandante y lo argumentó en su defensa la demandada. Entonces, como puede ser posible que existiendo tres oportunidad para enmendar un error, ambas comisiones no lo hayan hecho.

Ahora bien, como se aplicó una sanción al Deportes Quindío que no le era aplicable, puesto que no es la que corresponde a una demanda, y como no existe otro recurso en las instancias netamente deportivas, el Quindío está en todo su derecho de instaurar una Tutela en contra de la DIMAYOR por vía de la justicia ordinaria por haberse tomado una decisión desconociendo el derecho fundamental al debido proceso.

Si yo fuera el Quindío, no dudaría en acudir a este recurso para que se haga justicia y la Dimayor no tome decisiones a su antojo, pues no vaya a ser que esos 3 puntos la vayan a hacer falta para efectos del descenso.

Lo que resulta absolutamente claro de todo esto, es que la Dimayor no decide conforme a derecho, no respeta el principio del debido proceso, sino que toma decisiones según sus propios intereses y criterios, por lo cual a los clubes no les queda más camino que acudir a la justicia ordinaria para hacer vales sus derechos, pues la justicia deportiva no se los reconoce. Esto mismo aplica para el caso de doping de Viáfara del América de Cali.

Colaborador: Felipe Cárdenas Castro – Playlegal – 01 de Diciembre 2011

  • Pesos y Medidas

    Según las Reglas de juego de la FIFA para los años 2010 y 2011, en partidos internacionales, la longitud mínima de la línea de banda es de 100 metros, y la máxima de 110 metros. En cuanto a la anchura de la línea de meta, el mínimo es de 64 metros y el máximo de 75 metros. Por tanto la dimensión máxima de un campo de juego en partidos internacionales, será de 110 x 75 metros.

    La altura mínima de un banderín de córner será de 1.5 metros, sin que las Reglas de Juego aprobadas por la FIFA, establezcan una altura máxima.

    La distancia entre postes en la portería, es de 7.32 metros y la distancia del borde inferior del larguero al suelo es de 2.44 centímetros.

    Los postes y el larguero, deben tener la misma anchura y espesor que como máximo habrá de ser de 12 centímetros, la misma anchura máxima establecida para las líneas que delimitan el campo.

    El radio del círculo central es de 9.15 m. La misma distancia a la que se tiene que situar la barrera en las faltas.

    Las dimensiones del área grande son de 16.5 metros desde la línea de fondo hasta la frontal y de 40,32 metros de ancho.

    Las dimensiones del área pequeña son de 5.5 metros desde la línea de fondo y 18.32 de ancho.

    El balón, esférico y de cuero u otro material adecuado, tendrá una circunferencia no superior a 70 cm y no inferior a 68 cm y un peso no superior a 450 g y no inferior a 410 g. Tendrá una presión equivalente a 0,6–1,1 atmósferas (600–1100 g/cm2) al nivel del mar.