Sportia Law (Publicación ABC, España – 31-03-14)

Sportia Law (Publicación ABC 31-03-14)

(enlace arriba para acceder a PDF completo en alta calidad)

Sportia Law (Publicación ABC 31-03-14)

Artículo La Nación (Costa Rica) – No solo nos afectan las nevadas (12-05-13)

Compartimos con todos/as nuestro artículo sobre el fútbol profesional costarricense, muy en sintonia con otros muchos ordenamientos y entornos deportivos latinoamericanos.

Artículo La Nacion - No solo nos afectan las nevadas (12-05-13)

Clausura – Curso Especializado sobre Derecho Internacional del Deporte – Sportia Law Costa Rica 2013

Adjuntamos algunas fotos de nuestra actividad de cierre del Curso Especializado sobre Derecho Internacional del Deporte – Sportia Law 2013, efectuado en el Colegio de Abogados de Costa Rica el día 10 de abril de 2013.

Una gran experiencia de aprendizaje para nosotros y con resultados muy satisfactorios en beneficio de la capacitación y formación de profesionales y estudiantes interesados en el Derecho y el Deporte.

IMG_2108

IMG_3129

IMG_3103

IMG_3104

IMG_3107

IMG_3101

Derecho deportivo: crisis financiera de los clubes y la terminación de contratos laborales de futbolistas profesionales.

DERECHO DEPORTIVO: CRISIS FINANCIERA DE LOS CLUBES Y LA TERMINACIÓN DE CONTRATOS LABORALES DE FUTBOLISTAS PROFESIONALES

No es una sorpresa la complicada situación económica que muchos clubes profesionales de fútbol están pasando. Esta crisis económica, trae consigo efectos negativos sobre todos los trabajadores del club, pero en este artículo quisiera enfocarme en los efectos que trae sobre la estabilidad de los contratos laborales de los jugadores profesionales.
Algunas administraciones de clubes, al encontrarse en aprietos económicos suelen, como primer recurso, prescindir de los servicios de algunos de sus jugadores profesionales, encontrándose estos últimos sorpresivamente sin trabajo. Obviamente no estamos hablando de jugadores profesionales de alto perfil, hablamos del jugador promedio que trata cada temporada de mantenerse en algún equipo como profesional.

Es interesante el tema puesto que tiene mucho sentido que un club, al igual que cualquier empresa que se encuentre en una crisis económica, deba tomar acciones que puedan llevar a una reducción de gastos, y entre estas acciones pueden darse recortes de personal.
En el 2009 se dio un caso donde dos futbolistas profesionales, Terje Reinertsen y Jukka Hakala, que pertenecían al Club Noruego Notodden fueron despedidos debido a la importante crisis económica que el club estaba pasando. Cabe resaltar que ambos jugadores tenían estipulado en su contrato una clausula de rescisión contractual que se activaría a voluntad del club, cuando este se encontrase en una crisis económica.
Los hechos alegados por el club para justificar el despido de estos dos jugadores fueron dos: a) que estos habían sido relegados a una división inferior y que esto traería como consecuencias menos ingresos y b) que su más importante patrocinador, el cual venia otorgando apoyo económico al club por mas de 7 años, redujo su apoyo sustancialmente. El club amparaba su derecho a terminar los contratos en lo dispuesto en las clausulas de rescisión, mencionado en el párrafo anterior, y en la Ley de Trabajo Noruego donde se le permite al empleador terminar un contrato de trabajo cuando el empleador se encuentra en una grave crisis económica.

A grandes rasgos el club parecería tener buenos alegatos para justificar el despido de estos dos jugadores, los cuales sorpresivamente en febrero del presente año, fueron desestimados por la Corte Suprema Noruega. El principal motivo de la Corte para desestimar los alegatos del club, fue que el club no podía hacer uso de la clausula de terminación del contrato si es que éste había llegado a una situación de crisis económica por sus propios actos. La Corte luego de revisar la documentación y pruebas presentadas por el club, determinó que la situación económica adversa de la institución, se debió a un mal manejo de sus finanzas. Caso contrario se hubiera dado si es que la crisis económica del club se hubiera dado por efectos externos a la misma, lo que hubiera llevado a la Corte resolver a favor del club. La Corte Suprema agregó que el club no presentó las suficientes pruebas para mostrar que estos habían realizado una revisión exhaustiva de las diversas acciones que podrían haber tomado antes de llegar a la terminación del contrato con estos jugadores, motivo por el cual consideraron que el club no tenía derecho a la terminación de éstos. Al parecer el tribunal Noruego le preocupó mucho que las altas ambiciones deportivas de un club pudieran tener más importancia que el contrato laboral de sus jugadores.

Un caso parecido está ocurriendo en Lima, Perú, donde uno de los equipos más grandes de ese país, el Club “Alianza Lima”, a través de su administración temporal, ha dado por terminado varios contratos de jugadores profesionales, culpando a la crisis económica en la que el club se encuentra. Inicialmente se anunciaron recortes salariales, lo cual provocó que alrededor de 17 jugadores dejaran la institución, a lo cual la administración del club respondió con la contratación de un nuevo grupo de profesionales para afrontar la segunda parte de la temporada.

En esta misma línea, debemos señalar que lo resuelto por la Corte Noruega y lo que podría aplicarse en el caso peruano, es lo señalado por la Teoría de los Actos Propios, en latin “venire contra factum proprium non valet”, la cual norma la inadmisibilidad de actuar contra los propios actos. En este caso constituye un límite al ejercicio de la facultad del club de hacer uso de la clausula de rescisión contractual como consecuencia de la mala gestión económica financiera del mismo lo cual está muy relacionado con el principio de la buena fe en los contratos jurídicos.

Para preocupación de algunos clubes y para consuelo de otros, podemos concluir que este tipo de clausula de rescisión contractual podrá ser utilizada por un club siempre y cuando éste haya llevado una administración económica-financiera de manera realista y responsable, encaminada a cumplir con sus obligaciones laborales a lo largo del tiempo y solo un factor externo e imprevisible que afecte la economía del club de manera importante permitiría el justo despido de un trabajador/jugador por esta vía.

Colaborador de Sportia Law:
Jorge Ugaz Poblete
Especialista en Derecho Deportivo

Sobre los Convenios Colectivos en el Fútbol Profesional

 

Desde el primer día que he compartido con Alberto y Rodrigo en Sportia Law, hemos intercambiado ideas, conocimientos y opiniones en lo que respecta a nuestro más alto interés, el derecho deportivo. Al provenir de tres países diferentes, siempre nos ha interesado saber cómo se manejan ciertas instituciones y mecanismos a un lado y al otro del “charco”, con la finalidad de tener una visión más abarcativa de cada uno de los temas que nos han despertado interés. Los Convenios Colectivos de Trabajo es el que trataremos en este post.

A los efectos de introducirnos en el tema, es necesario explicar qué es un convenio colectivo de trabajo: Podemos decir que el CCT es un pacto o acuerdo colectivo suscrito entre organizaciones o asociaciones sindicales de una parte (en éste caso las asociaciones de futbolistas o sindicatos de jugadores de fútbol profesionales), y empresarios u organizaciones empresariales de otra parte (federaciones nacionales o ligas profesionales). Pacto a través del cual se fijan las condiciones de trabajo que van a seguir en su ámbito de aplicación

Comúnmente, el CCT regula la mayoría de los aspectos sobresalientes de la relación laboral entre patrones y trabajadores (salarios, jornada, descansos, vacaciones, licencias, condiciones de trabajo; lo relativo a los contratos como sus formalidades, duración, contra-prestación, cesión, extinción; condiciones económicas como sueldos mínimos, premios, entre otros aspectos).

Las condiciones del convenio suelen considerarse como un mínimo. Por lo tanto, el contrato individual que firme cada trabajador puede mejorarlas (más sueldo, más descansos, etc.), pero no puede establecer condiciones más desfavorables para el trabajado. Por esta razón se lo considera un estándar mínimo de condiciones que el empleador no puede dejar de cumplir en la relación laboral con su empleado.

Muchos podrán pensar que para algunos jugadores estas condiciones no son necesarias ya que pueden pactar lo que se les ocurra, ya que los Clubes están interesados en contratar sus servicios sin importar la contra-prestación económica y libertades que el profesional desee. Pero no debemos pensar en los Cristianos, los Messi o los Iniesta cuando pensamos en jugadores, sino en los que realmente se benefician de este tipo de convenios, como jugadores que recién comienzan su actividad profesional, jugadores ignotos, que no aparecen en las grandes portadas de los periódicos o de poca trascendencia. Para ellos están redactados estos Convenios Colectivos, para poder otorgarles un mínimo de prestaciones indispensables que todo trabajador merece y darles protección en su relación con los Clubes, los cuales en comparación son infinitamente más poderosos que ellos.

Mariano Bambaci es abogado, LLM in International Sports Law (ISDE), colaborador jurídico en SPORTIA LAW.