Pesos y Medidas

Según las Reglas de juego de la FIFA para los años 2010 y 2011, en partidos internacionales, la longitud mínima de la línea de banda es de 100 metros, y la máxima de 110 metros. En cuanto a la anchura de la línea de meta, el mínimo es de 64 metros y el máximo de 75 metros. Por tanto la dimensión máxima de un campo de juego en partidos internacionales, será de 110 x 75 metros.

La altura mínima de un banderín de córner será de 1.5 metros, sin que las Reglas de Juego aprobadas por la FIFA, establezcan una altura máxima.

La distancia entre postes en la portería, es de 7.32 metros y la distancia del borde inferior del larguero al suelo es de 2.44 centímetros.

Los postes y el larguero, deben tener la misma anchura y espesor que como máximo habrá de ser de 12 centímetros, la misma anchura máxima establecida para las líneas que delimitan el campo.

El radio del círculo central es de 9.15 m. La misma distancia a la que se tiene que situar la barrera en las faltas.

Las dimensiones del área grande son de 16.5 metros desde la línea de fondo hasta la frontal y de 40,32 metros de ancho.

Las dimensiones del área pequeña son de 5.5 metros desde la línea de fondo y 18.32 de ancho.

El balón, esférico y de cuero u otro material adecuado, tendrá una circunferencia no superior a 70 cm y no inferior a 68 cm y un peso no superior a 450 g y no inferior a 410 g. Tendrá una presión equivalente a 0,6–1,1 atmósferas (600–1100 g/cm2) al nivel del mar.

INJERENCIAS GUBERNAMENTALES

El viernes pasado, el comité de urgencia de la FIFA decidió suspender con efecto inmediato a la Asociación de Futbol de Belice.

Dicha suspensión, cuyo primigenio efecto es aplazar sine die, el partido de clasificación para el Mundial de 2014 entre Montserrat y Belice, se debe a injerencias gubernamentales del Gobierno de Belice, que el pasado 8 de junio, comunicó a través de su Ministerio de Deportes a la Asociación de Futbol de Belice “no cuenta con la autorización para representar al país en ninguna competición local, internacional ni en ningún otro foro futbolístico en nombre del Gobierno, del pueblo o de la nación de Belice”, ya que, según dicho Ministerio la Asociación, “no ha cumplido con los requisitos de registro ante el Consejo, instancia encargada de la administración del fútbol en Belice”.

Esta suspensión da cuenta de la siempre difícil convivencia entre la todopoderosa FIFA y las Federaciones Nacionales. Si descendemos al mundo jurídico, dicha controversia tiene su génesis en la difícil coexistencia de los ordenamientos jurídicos nacionales con el ordenamiento jurídico de la FIFA.

La aspiración de la FIFA es regir el mundo del futbol de forma exclusiva y sin injerencia alguna. Si en lo político, la aspiración de la FIFA es hasta cierto punto comprensible, en lo jurídico, pretender que órganos legislativos, ejecutivos y judiciales de una nación, cierren los ojos y bailen al son de la imperfecta legislación FIFA, es en muchos casos, un genuino dislate.

¿Por qué calificar de injerencia gubernamental, a la inscripción de una asociación con sujeción a las normas del país en la que radica?

Eso no es injerencia, sino aplicación de la ley con arreglo a los principios de soberanía y territorialidad que obligan a cumplir las leyes en el estado en el que fueron dictadas, sin excepción alguna.

Ahora que se ha puesto tan de moda, soy un descontento. Un perpetuo descontento con la FIFA, con la WADA y con todas aquellas instituciones deportivas de carácter internacional que ven al Derecho como un pesado mosquito que pueden apartar de un manotazo. Todo ello por supuesto, en pro esa etéreo concepto llamado especificidad del deporte.

BURSTING UP A SPORTING COMPETITION: THE CASE OF THE SPANISH PROFESSIONAL FOOTBALL LEAGUE´S SECOND DIVISION 2010-2011

A few days away from the second leg of the Final of Spain´s Professional Football Second Division, Liga Adelante, between Granada C.F. and Elche, C.F., it´s interesting to see how a modification on the league´s competition system has burst up this season´s final weeks of the tournament, and even more, the earning of the third and last spot to be part of Spain´s worldwide acclaimed First Division: Liga BBVA.

What changed in Liga Adelante that made it have such a success, from a sporting and economic perspective? Why were the last few weeks of competition marked by better-than-average public attendance from home crowds in almost all the match dates, high television audience and passionate sports media reviews?

Here is what happened: Spain´s Professional Football League approved a modification of the competition system, which established that out of the 22 teams that made up Liga Adelante, 3 would advance to First Division, but only the first 2 would advance directly. The third sport would be fought between the pending four teams with best point average at the end of the tournament, not taken in consideration “branch clubs” that are part of such League as is Barcelona B football club. In this regard, Barcelona B ended third in the League, Elche was fourth, Granada fifth, Celta de Vigo sixth and Valladolid seventh.

Both knock-out playoffs series, Elche v. Valladolid and Granada v. Celta de Vigo ended up being true “gladiator battles” on a football pitch. Intensity, packed stadiums, controversy, missed penalties, golden opportunities missed by the losing squads and memorable comebacks.

In retrospective, with few weeks remaining for the league´s finale, most of the clubs had something to play for, the upper part of the qualifying table fought for promotion spots, while the lower part of the table fought to secure their spots in Second Division. In a few words, Spanish Football´s Second Division had excitement until the very end. A true sound judgment by the league´s organizer, and a good example of how a sporting competition can change its dull ways and turn into a “Cinderella competition”, favoring football dearest components: spectacle and good old top notch sporting competitiveness.

THE PURSUIT OF “EURO” GREATNESS